• Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+

La bienvenida a Ibiza…

Soy Argentina, aunque no ejerzo, dejé Buenos Aires hace muchos años, tantos que ya ni me acuerdo…

Estuve viviendo en Santiago de Chile once años,( si po) y desde ahí me pire para Ibiza, sin saber nada de esta isla, ni de que iba el asunto.

8 Agosto, día en que llegué y mi maleta se habia perdido…

Llamando por móvil a Spanair en madrid colgada con la musiquita de recepción.

Imposible saber algo de la maleta y mas imposible reclamar compensación.

Pero ahí estaba toda contenta, con celebraciones a diestra y siniestra, fuegos artificiales y fiestas.

 

fuegos artificiales en ibiza
  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+

(Curiosamente el 8 de Agosto es el homenaje a Guillem de Montgrí, que conquistó la ciudad de Ibiza en 1235 bajo encargo de Jaume I.
Sant Ciriac se convirtió en patrón de la ciudad de Ibiza, por la coincidencia de su festividad con el día de la conquista catalana.)

¿Quién me iba a decir que así mas o menos iba a ser mi vida aquí, sin mucha ropa, salvo la necesaria, mucha fiesta y alegría de vivir?
Al fin y al cabo había dado con un lugar maravilloso en donde era bienvenida, sonrisas para compartir, baile, economía de intercambio o trueque, para ser mas exacta.

Compré unos shorts en oferta en la tienda de Pacha, que servían tanto para la playa como para fiesta, y un “chandal” para trabajar.
Los zapatos y las zapatillas de deporte por suerte me los había traído en la mochila de mano…

Como todo inmigrante aventurero, sin mucho dinero, al principio estuve sin papeles, haciendo trabajos para los que ni siquiera estaba preparada, como albañil y limpieza de obra.

Ahi figuraba yo, entonces, tapada hasta la cabeza, por el polvo de la obra.
Tan perfeccionista en el trabajo que tardaba horas en limpiar un vidrio o espatular un techo para encontrar la madera pura y dejarla a la vista.
Estuve trabajando con Rumanos, Marroquíes y otros Sudacas, fue un tiempo que aunque duro, lo recuerdo con cariño.

Me movilizaba, por toda Ibiza, con una motito que tenía la suficiente fuerza para subirme a Roca llisa, salvo cuando había mucho viento que iba mas rápido caminando.

Me divertía muchísimo, como un chico más, escuchando todas las conversaciones de obra en construcción…con diferentes acentos y a veces canciones 🙂

¡Todavía me acuerdo de la versión marroquí de ‘Me olvidé de vivir’! y mi compañero cantando, en algún dialecto árabe, Julio Iglesias

Por las tardes también daba clases de aerobox, hacía algunos remplazos de spinning, baile latino y rehabilitación de lesiones.

Vamos que no paraba.

De Albañil a Gogo dancer en la terraza del Space.

Se dío la oportunidad de dejar la albañilería y dedicarme al gimnasio. De lunes a jueves gimnasio, viernes por la mañana bailaba en un after, “what’ s Up”, en Space.

Sábado y Domingo de camarera en un chiringuito de playa…

Me encantaba bailar y todavía me gusta.
Me levantaba a las 7.30 llevaba mi propio vestuario y dale que te pego en el after.
Y lo mejor es que iba más sana que un yogur. ¡Pa rebelde yo!
Adentro en la disco con musicón y después en la terraza hasta la 1 de la tarde.¡Que gozada!
Bailar de Gogó en la terraza del Space era lo mejor que te podía pasar, la gente estaba contenta o destruida pero ahí, arriba, en la catársis colectiva, con ese sentimiento de unidad y de que todo esta bien y permitido.

Sol, Verano, cuerpos estupendos, los aviones aterrizando con mas turistas…¡Una energía genial!

Después al Bora-Bora, un beach club que estaba (y todavía) en Playa d’en Bossa, a una cuadra del Space, un rato, a tocar algunos torsos desnudos de musculosos adonis… Ja jaja  Que manera de jugar con mis amigas!

Eso es Ibiza para mi, un lugar para jugar, vivir y desarrollarse sin mas preámbulo que las ganas de hacer y compartir.

Siempre era interesante, había alguien mas raro por descubrir o de algún lugar remoto.


¡Acá
estoy con unas amigas listas para la noche!

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+

Políticamente era un tiempo de cambio para España “Socialismo liberal” de la mano del Psoe, que para ese entonces se redefine ideológicamente y recupera la mayoría política, en ese momento en poder del PP (Partido Popular)

En síntesis, sube al gobierno Zapatero y, entre otras cosas aprueba el reglamento de extranjería.

Me convierto en residente legal, empadronada en Santa Eulalia, uno de los Municipios mas familiares para vivir.

Por once años trabajé de autónoma dando clases de Pilates a grupos, entrenando a visitantes extranjeros y aplicando mis técnicas de masaje a domicilio y en playas… Y Por supuesto en alguna fiesta de apertura o closing del Space.

Todo se hace posible en esta isla dónde la solidaridad se da de manera tan natural,como el desnudo…

Amo profundamente Ibiza y su gente, estoy eternamente agradecida, a esta tierra abundante y sin tapujos.

Ibicenc@s maravilosos, que lejos de sentirse invadidos te ofrecían su amistad.

¡Y el after!

La última vez que baile en la apertura del Space tenía 40 años, justo antes de que la isla me diera uno de sus mejores regalos, mi hija Daniela.

¿Cómo es o será tu experiencia en Ibiza? Ahora que no hay mas Space…

Literalmente no hay mas Space, porque no solamente hablamos de la disco, las calles y la única autopista están colapsadas…
Aunque el sentimiento es el mismo… Ganas de vivir…

La historia de Ibiza, contada por sus protagonistas, desde el comienzo.