• Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
Fuentes eternas, contenedoras y contenidas.

Lo femenino -el vacio- lo concavo- lo receptivo

Lo imaginario
  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
Si, somos mujeres mas allá de los resentimientos, las dualidades y discriminaciones.
Compañeras y amigas,  madres, capaces de un placer infinito…

¿Pero que es ser mujer?
¿Un camino de llegada?
Como decía Freud… Tal vez… ¿Pero a dónde vamos?
Lo cierto es que nuestra capacidad es asombrosa y lo descubrimos a través de siglos de haber vivido como oprimidas y opresoras, relegadas a un papel secundario, a veces por opción, otras por mandato.
Multitareas, por sobredosis energética o un “sino lo hago yo no se hace”
Heroínas de la liberación sexual, pero con miedo a que nos abusen…

 Atacando o sonriendo:

Atacando para empezar, por miedo a ser destronadas, o sonriendo desde el principio para obtener aceptación.
Las reinas de la fiesta y el candombe, organizadoras de eventos en los colegios…
Peleando por nuestros derechos o usando la libertad de ser una muñeca mimada!
Déjame introducirte entonces en el mundo de Ayn Rand y su visión particular de la mujer…

fantastica noche estrellada femenina.
  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+

Fantasias siempre bienvenidas que dan riqueza a nuestro sentir…

 

Defenderse nunca ha sido una manera efectiva de actuar, la tranquilidad, el tono, la certeza al hablar, cualidades a desarrollar, liberarnos de la culpa y la vergüenza.

Ayn rand y el objetivismo

“La amistad, la vida familiar y las relaciones humanas no son primarias en la vida de una persona. Si alguien pone a otros primero, por encima de su trabajo creativo, es un parásito emocional; mientras que si pone su trabajo primero, no hay conflicto entre su trabajo y su disfrute de las relaciones humanas”

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
La feminidad vista del punto de Ayn Rand, es la adoración al héroe. Dónde admirar es una emoción que puede ser experimentada solamente por una persona de carácter fuerte y de juicios de valor independiente.
Intelectual y moralmente ser su igual, entonces, el objeto de su admiración es su masculinidad, no cualquier virtud humana de la que ella pueda carecer.

Estamos entonces en la dicotomía de averiguar quiénes somos y encontrar una identidad propia, no como madres, no como esposas, como seres únicos dotados de cualidades intrínsecas del género, pero intereses bastos cómo el mismo universo…
Es imposible enseñar a ser independientes sin haberlo aprendido anteriormente. Esa es una responsabilidad que tenemos al criar a nuestros hijos.
Independientes y libre pensadoras, no en la espera de que un estado paternalista nos defienda y promueva leyes a favor o en contra, es un cambio interior, nuestra responsabilidad reflejada en lo exterior de una manera duradera, desde la base, los cimientos en los que fundamos nuestra persona.
La belleza esta en la plenitud, en el desarrollo y la apertura de ese ser único.

La pregunta no es quién me lo va a permitir, es quién me va a detener”
“Podemos evadir la realidad pero no la consecuencia de esa evasión” Rand.

¿Deberías ponerte botox? ¿Implantes de silicona? ¿Liposucción?

Pues depende de lo que quieras alcanzar, siempre hay maneras mas baratas, menos dolorosas y efectivas de llamar la atención…
La próxima vez que queramos jugar a la “Dalai mama” tengamos en cuenta:
¿Cuál es el objetivo real que nos mueve? ¿Qué tenemos en mente?
y ¿Cuál es el beneficio logrado con esto?
Quizás manipulación para ser la salvadora aceptada…
¿Repetir patrones de control extremo?
¿Asegurarte de que tu existencia no es vacía porque hay soldados afuera trabajando y limpiando alguna culpa que jamás podrá ser redimida… ?
Lo dejo aquí antes de que yo misma me mande a la hoguera…

Y es que ser mujer es un derecho y un descubrimiento que se desarrolla en el día a día…
Y tú, ¿que opinas?