• Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+

¿Realmente necesito un coach?

¿Realmente creemos que necesitamos alguna certificación o alguien “mas preparado”(Coach)? que pueda como por arte de magia, hacernos acceder a ese universo maravilloso, donde la gente es mas feliz, sin depresiones a la vista, donde esa”falta de algo”o sombra ya no estará mas con nosotros…
Ay… ¡Es que hay tantos y tan variados sistemas y Gurús que nos pasaríamos una vida y mas investigando!
El pasto siempre luce mas verde al otro lado de la reja.

Camino a la integración. Confiando en ti

 

La vida continua en movimiento, estamos en ese universo de causas y consecuencias simultáneas, y quizás, en unos años mas, no tengas ni idea de cómo llegaste hasta un lugar en el cual hay mas sombra que ocultar y la inseguridad es aún mas grande.
El miedo y la inseguridad no son un buen lugar desde donde elegir.

Por lo tanto a crecer, que no hay opción.

Buscas un coach o un ¿Salvavidas? confiando en ti mismo.

(follow de dealer, I mean the leader 🙂

Si estas dispuesto a darle la autoridad a alguien, ¿porque no a ti mismo?
No importa cuántas certificaciones tenga tu consejero si con su forma de vivir, no te demuestra que realmente está aplicando el “conocimiento”del cual es maestro.

¿Cuantos años tiene tu coach? ¿Que vida tiene? ¿Como habla?

¿Que tiene de diferente a ti ?

Certeza al hablar, reconocimiento de alguna entidad con título apoteósico y trayectoria de éxito garantizado.

Pues no, eso es imposible. Humanos todos, erramos de lo lindo.

                            

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+

el fracaso como parte del aprendizaje

Condicionamiento y educación
La primera certificación, la partida de nacimiento.

Empezamos en la misma raíz familiar con “La bienvenida” al mundo, el certificado de nacimiento…

  • las vacunas
  • los certificados de estudio y universidades,  parte formal y académica, lo que debes tener… Para enfrentarte al mundo… supuestamente.

Si es que sobrevives a toda esta tramitación y burocracia, lo cual es diferente según sean los límites que tu familia, tu escuela y/o tu entorno te impusieron, con frases cómo – no eres bueno para estudiar – no creo que llegues lejos…
¡Como si hubiera algún lugar al que hay que llegar!

 

Otras frases que se fijan y te hacen dependiente:

¡”Tardas mucho en entender conceptos”
“la gimnasia no es para ti”-“ah si pudieras convertirte en piloto!
-” O en “Chef”
Dependiente de aprobación

 

Soquetadas, que elegidas al azahar nos condicionan sin saberlo, archivándose en esa parte del cerebro que aprieta.

Frases cómo estas oyes todo el tiempo, no solo de la familia, profesores o gente con autoridad para ti, que te condiciona sin pensarlo, de la misma manera en que ellos fueron condicionados.

Podemos hecharle la culpa al sistema y tratar de maniobrar en una vida absurda y sin significado, o tomar las riendas y definir desde lo que somos, lo que queremos desarrollar, y ahí la satisfacción es infinita, pero es sólo un momento de integración, seguido de otro en donde la incertidumbre crece y nos empuja hacia otro rincón no visitado de nuestro ser, y asi ad infinitum…

Y es que el mismo sistema de reto y recompensa esta dentro de nosotros. Nadie mas qualificado que nosotros para aceptarnos y encontrar una solución…

Todo lo que esta en tí es material para trabajar y nadie mas que tú tiene acceso de manera total.

Puedes ser lo que”se te canta” si encuentras gusto en ello, solo hay encontrar los pasos a seguir y si tienes dudas al respecto, siempre pero siempre, es mejor empezar que no hacer.
Fracasar es parte del aprendizaje.

Ya solo queda largarnos a la vida, en el período en que estamos sin importar edad o condición.
Estamos más que preparados para cualquier reto que la vida nos ponga, esa es nuestra condición de humanos-persona.

En la medida que hacemos y luego repetimos, aprendemos y fijamos conceptos entonces ya no es conocimiento vacío o ruido mental, nos acercamos a la sabiduría de la experiencia…

Y ojo que no te estoy diciendo que no tengas a alguien que te aconseje o que te ayude, pero la responsabilidad empieza por casa.

Maloka (the auntie-couch) silvia@ibizamood.com